jueves, 23 de octubre de 2014

Nuestro segundo encuentro de Fascia Therapy

En el último blog, iniciábamos un proceso nuevo, una terapia nueva: Fascia Therapy, y con ella, nuevos agregados en la alimentación (teniendo como meta que Nacho engorde), nuevos ejercicios y para ser sincera, ejercicios más “relajados” y menos presión de horas.
El Sábado, fuimos a nuestro segundo encuentro de FASCIA THERAPY después de 4 meses,  no solo salimos felices, sino que uno siente como UNA GRAN TRANQUILIDAD de seguir un camino “relajado pero serio”, de tener un grupo de profesionales que contienen, ayudan y ven al chico como UN TODO.
Muchos de los papas de chicos con algún tipo de discapacidad, lidian años (y en algún caso la vida entera) entre médicos, profesionales, centros, estudios, análisis, problemas de salud inexplicables e incluso operaciones.
En general, el gran problema que siento que hay es una falta de conexión, de comunicación entre toda la gente que “VE” a los chicos: contando neurólogo, kinesiólogos, fonoaudiólogos, TO, pediatras, médicos naturistas, etc y muchas veces, más que nada, para quien sigue terapias y medicinas 100% tradicionales, se viven haciendo estudios y pasando por clínicas, escuchando a unos y otros, sin saber mucho que hacer.
Estamos en un punto que siento IDEAL, las terapeutas que elegimos, el colegio que elegimos y la terapia de rehabilitación que ha logrado vincular LA REHABILITACION MOTORA con la SALUD en general.
Tal vez, soy redundante en decir una y otra vez lo mismo pero siento la necesidad de contar nuestra experiencia viendo a tantos padres “perdidos”.

Nacho ha engordado 1 kilo, ha crecido y sus avances son notorios y claros en 4 meses… Seguimos en ese camino…. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada